Una de mis grandes amigas es autónoma. Una mujer valiente que hace más de diez años decidió colgar su cartel de abierto justo cuando una de las mayores crisis de este país nos azotaba a todos.

Aquel cartel lo colgó a la par que sacaba adelante a dos hijos que en ninguno de los casos superaban los 5 años. Una locura, pensarán muchos. Pero ¿ Acaso no se necesita una pizca de locura para ser autónoma?. Ella, además de valiente y algo loca, destaca por muchos otros atributos. Es luchadora, guerrera, constante…y sobre todo es madre. Cuando eres madre/padre, tu principal preocupación son tus hijos y harías lo que fuera necesario por sacarlos adelante.

En casa siempre hemos hablado orgullosos de ella, de su capacidad para, junto al apoyo incondicional de su marido, liderar un proyecto de familia. No es fácil ser aútonomo y menos aún cuando eres mujer y madre de dos hijos pequeños. Por todo esto y por otrasmuchas razones ha sido y es ejemplo de lucha y sacrificio para todos nosotros, que valoramos su inconformismo, ese que le ha llevado a alterar las reglas en una sociedad todavía machista.

Como muchas madres trabajadoras, en muchas ocasiones ha sufrido la sensación de estar fallándole a sus hijos por no estar siempre junto a ellos. Ese malestar le ha llevado a tomarse un respiro que le ayude a recuperar fuerzas y volver como la mujer fuerte que siempre ha sido.

Sin embargo, para mí siempre ha sido el mejor ejemplo para sus dos pequeños. Durante estos más de diez años les está demostrando que no siempre el hombre es el que debe llevar el pan a casa. Que esos papeles se pueden compaginar e incluso invertir porque ellas también pueden hacerlo con el mismo éxito que ellos. Cada vez que suena la alarma, le enseña a su hija que las mujeres deben ser independientes. Puede que se haya perdido algunos entrenamientos de su chico, pero seguro que éste, por encima de esa ausencia, valora el sacrificio de su madre para que él pueda seguir haciendo lo que le apasiona.

Mis padres también fueron autónomos y en muchas ocasiones volvían a casa cuando a mí ya me había vencido el sueño. Seguramente nos hayamos perdido muchas horas de juego, muchas cenas y muchos baños, pero jamás les podría reprochar ese esfuerzo por sacarnos adelante. Por eso hoy me apetecía escribiros a vosotras las madres, porque no hay nada más injusto que sentirse mal por trabajar y porque por encima de todo, sois el motor para que esta sociedad siga avanzando.

About Asinde Pymes

Gestoría y Asesoría Fiscal y Contable en Jerez, desde donde cubrimos todas las necesidades que al cliente puedan surgirle en su día a día. Ofrecemos los servicios de Asesoría Financiera, Asesoría Laboral, Abogado en Jerez, Administración de Fincas en Jerez, Marketing y Publicidad en Jerez, Seguros, Formación...