Es mentira eso que dicen que los jugadores, los entrenadores, los directivos… pasan y al final lo que acaba quedando es el Club. Y es mentira porque hay personas que son CLUB y Pedro Garrido era una de ellas.

Era imposible conocer a Pedro y no sentir cariño por su Jerez Industrial. En cada conversación con él, desde el respeto que siempre llevó como carta de presentación, contagiaba su pasión por el club del catavino y la venencia.

Este miércoles esperábamos mantener con él una de esas conversaciones futboleras con las que tanto disfrutábamos. Nos hubiera encantado analizar el posible pase a la final y el futuro ascenso de categoria al que tanto trabajo y esfuerzo ha dedicado. Esta temporada estábamos felices por él y por la marcha de su equipo. Porque además de amigo, Pedro era cliente de esta casa y mañana teniamos una cita con él. Una cita cancelada por la peor de las causas que podriamos imaginar. Su fallecimiento.

Pedro Garrido falleció ayer en un accidente laboral del que aún se desconocen las causas. Conviene ser prudentes, pero desde nuestra Asesoría ponemos a nuestros abogados a disposición de su familia en aras de depurar responsabilidades.

Te recordaremos siempre, Pedro.