Cada vez es más unánime la predisposición de todos los partidos políticos para abordar de manera profunda el actual modelo de cotización a la Seguridad Social por parte de los trabajadores por cuenta propia, conocido por todos como RETA.

En este sentido estamos hablando de una histórica reivindicación de las organizaciones de autónomos y sindicales, considerando que el modelo actual no hace más que perjudicar a más de tres millones de trabajadores por cuenta propia en España.

A pesar de haber conseguido algunos avances, muy pequeños todos ellos, poco se ha profundizado en el modelo de cotización, limitándose a la aplicación de una base mínima para los autónomos societarios, además de aquellos que cuentan con un número superior a los diez trabajadores.

En la actualidad, el sistema de cotización carga contra aquellos segmentos más débiles del colectivo de trabajadores autónomos, obligados a pagar sobre bases de cotización por encima de las del régimen general, superiores al SMI y IPREM

Hablamos por lo tanto de un sistema muy injusto que obliga a más de dos millones autónomos a soportar una presión de cotización alta frente a otro millón de ellos que sí acumula años viéndola suavizad.

Con la intención de paliar este trato injusto, se han desarrollado algunas políticas encaminadas a compensar el alto coste de la entrada en el sistema.  Hablamos de tarifa plana, por ejemplo.

El simple hecho de no existir bonificaciones en las cuotas a la Seguridad Social, evidencia la necesidad del sistema en cuanto a modificaciones estructurales se refiere.

Esas bonificaciones, además, provocan enromes desequilibrios puesto que sexo o edad no conllevan menores ingresos, habida cuenta que los autónomos con más años estarían pagando por este concepto cantidades muy superiores a las de los nuevos.

No dudamos en ningún caso de la buena intención de estas medidas, pero sí tenemos claro que van encaminadas a facilitar la entrada de los nuevos, olvidándose de todos esos autónomos que ya suman muchos años desarrollando su actividad. Los números así lo manifiestas, pues en el último año se han dado de alta 600.000 autónomos y han desaparecido otros tantos. 

Para la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA)  se debe trabajar en la modificación del actual sistema en base a tres aspectos fundamentales:

CONTRIBUTIVO: De forma que el que más tiene más contribuya

JUSTO: En ningún caso un autónomo puede pagar por encima de sus ingresos reales

UNIVERSAL: Debe vincular a todo el colectivo de autónomos, evitándose los sistemas voluntarios y cerrando la brecha de prestaciones con otros regímenes.

Con esta reforma podrían conseguirse más cotizantes y sería una respuesta ante la enorme economía sumergida.

Por otro lado, se debe profundizar en la cotización progresiva en base a los ingresos reales, marcando diferentes tramos en función a los ingresos.

Dicha reforma debe contener el establecimiento de un mínimo exento de cotización para aquellos autónomos cuyos ingresos no superen el SMI, en cuyo caso sólo deberían tener la obligación de inscribirse en Seguridad Social.

Con esta propuesta de reforma el RETA dispondría de unos catorce millones de euros adicionales, cantidad asombrosa que se percibiría únicamente de las rentas más altas, dejando de lado al 70% de trabajadores por cuenta propia que no superan los 60.000€ al año.

El desarrollo de este modelo nuevo  garantizaría el sostenimiento del actual sistema de pensiones

 

AsindePymes&Asociados

Asesoría Jerez

856 925824

About Asinde Pymes

Gestoría y Asesoría Fiscal y Contable en Jerez, desde donde cubrimos todas las necesidades que al cliente puedan surgirle en su día a día. Ofrecemos los servicios de Asesoría Financiera, Asesoría Laboral, Abogado en Jerez, Administración de Fincas en Jerez, Marketing y Publicidad en Jerez, Seguros, Formación...