Cuando a un autónomo le surge una enfermedad o un accidente es ésta la primera pregunta que le surge. Esa prestación por incapacidad a percibir se calcula tomando como referencia la base de cotización. Eso sí, el porcentaje variará dependiendo de si se trata de un accidente, enfermedad común o profesional.

Si hablamos de enfermedad común, desde el primer al cuarto día de baja no se devenga prestación. Del cuarto al sexto día se establece el 60% de la base reguladora y a partir del día veintiuno el 75%.

En caso de accidente de trabajo o enfermedad profesional la prestación se devenga desde el día siguiente a la baja y se fija en el 75% de la base reguladora.

El autónomo debe seguir dado de alta para poder cobrar por Incapacidad Temporal. De no ser así la perderá. Habrá que indicar quién se queda a cargo del negocio en caso de actividad ejercida en un establecimiento que vaya a continuar abierto (suele ser un empleado)

AsindePymes&Asociados

Asesoría Jerez

856 925824