Existen tres conceptos básicos que deberían estar presentes en el manual de cabecera de cualquier profesional relacionado con un programa de correo electrónico, gestione redes sociales o redacte un informe:

  • Escribir con claridad
  • Eliminar lo superfluo
  • Estructurar con lógica las ideas

Explican en Harvard Business Review que la falta de capacidad para expresarse correctamente por escrito se propaga cual plaga por las empresas de todo el mundo. ¿Como resultado? Descenso de la productividad, comunicación deficiente y repetición de tareas de forma innecesaria. No saber escribir se ha convertido en un lastre para muchas empresas.

Con frecuencia se cae en errores tales como : textos demasiado extensos, mala estructura, faltas ortográficas, poca claridad, jerga y tecnicismos imprecisos e innecesarios.

Conocido todo lo anterior, la redacción correcta de un correo electrónico, de un acta tras reunión o de una noticia en la web…son habilidades que habrían de enseñarse en las primeras etapas de cualquier carrera profesional

El líder débil escribe mal

Este déficit se repite en los diferentes escalafones de la estructura corporativa, tanto es así que un liderazgo débil guarda una relación directa con una capacidad de expresarse por escrito claramente mejorable.

Sirve de muy poco que una empresa disponga de una página web con un diseño brillante si no es capaz de acompañar esa sensación con palabras que refuercen el mensaje.

AsindePymes&Asociados

Asesoría Jerez

856 925824